Pola de Laviana



Pola de Laviana

Dónde Dormir en Pola de Laviana.

Dónde Comer en Pola de Laviana.

Rutas en Pola de Laviana.

Que visitar en Pola de Laviana.



Laviana o Llaviana es un concejo situado en el centro del territorio, con una extensión de 130,99 kilómetros cuadrados y limitado al norte con Bimenes y Nava, al sur con Aller, al este con Piloña y Sobrescobio y al oeste con San Martín del Rey Aurelio y Mieres.
Tiene una población de 14.670 habitantes y sus principales núcleos por numero de habitantes son: Pola de Laviana, Barredos, Villoria y Condado.
Está a una distancia de la capital del Principado de 33 kilómetros.
Sus principales vías de comunicación son: AS-17, que atraviesa el concejo de oeste a este, la AS-251 que enlaza con San Martín del Rey Aurelio y la AS-252 que une Pola de Laviana con Aller.
Este concejo está integrado en la cuenca huyera del Nalón, aunque parte de su superficie esta en la zona alta de este río.
Su relieve es el típico de valles y cordales, su máxima altitud es el Picu Tresconceyos de 1.097 metros, en su parte oriental su disposición es más compleja con bellos paisajes, destacan los montes de: Peña Mea de 1.561 metros, El Picu la Forcá de 1.581 metros, La Peña la Xamoca de 1.288 metros, la Triguera de 1.291 metros.
El río Nalón cruza el concejo, siendo en La Pola donde logra su mayor amplitud, sus afluentes más importantes son por el margen derecho: el río Xerra, el río la Pontona y el río Tisaña.
Por el margen izquierdo el río Soto, El Raigusu, el río Villoría y el Rimontán.
Este concejo es de tradición agrícola y ganadera, algo que se muestra en sus pastizales.
Las explotaciones mineras condicionaron la situación de su poblamiento, concentrado en torno al Nalón, aunque en la actualidad sólo hay un pozo hullero, el Carrio.
Muchos de sus habitantes continúan con esta actividad pero en concejos vecinos. Algo que ha aumentado considerablemente ha sido el sector comercial y el turístico.
Cabrito

GASTRONOMIA

Fuerte, noble y sabrosa: así es podemos definida por los expertos en gastronomía la cocina del concejo de la Laviana. Si bien es sabido que muchos de sus platos son también propios de otros lugares de Asturias, dos de ellos, en particular, pueden considerarse típicos y específicos del Concejo.
Quizás el más famoso, hasta el punto de celebrarse unas Jornadas Gastronómicas en su honor sea el cabritu con patatos o cabritu con patatinos, que de las dos maneras se le puede nombrar. De reconocido prestigio por la calidad de la materia prima y la sapiencia en su elaboración.
Las jornadas, que tiene lugar en el mes de Marzo, pueden ser la razón perfecta para conocer las excelencias de este Concejo, y al tiempo disfrutar de un menú, ofrecido por todos los restaurantes participantes en las jornadas, que consta de los siguientes platos: sopa de curruscos, cabritu con patatinos, ensalada y bartolos.
Muy tradicionales son en Laviana las espichas, que en el concejo tienen su origen en una costumbre muy arraigada; y que consistía ésta en la venta de la sidra de las cosechas particulares sobrante del año anterior.
Hoy, reguladas por Ordenanza Municipal, se acompaña en ellas la sidra con tacos o pinchos de chorizo, tortilla, huevos duros, lacón y los populares concejales, nombre que curiosamente se da a trozos de bacalao rebozados y fritos.
Goza de merecidísimo prestigio las pastelería de la Villa: bartolos, casadielles, tartas, pasteles y roscones de Pascua trascienden el propio ámbito local, siendo solicitados desde distintos lugares de Asturias y España.