Ruta del Cares
(Garganta del Cares)



Observaciones:

  • Altitud:
  • Duración: 6 H,30 min
  • Dificultad: Media
  • Distancia: 21 Km2
  • Recorrido: Poncebos, cain y Posada de Baldeon



  • Descripción de la ruta:

    Ruta del Cares La garganta del Cares es una de las formaciones del Parque Nacional de Picos de Europa que todos los años atrae a más visitantes.
    Si nos decidimos por realizar esta ruta, hemos de tener en cuenta todos los consejos y advertencias de seguridad en la montaña, y bajo ningún concepto saltarse las normas impuestas para el recorrido.
    Si encontramos un puente atravesando el desfiladero que dice que no debe ser cruzado por más de dos personas al mismo tiempo, no debemos tomarnos la advertencia a la ligera.
    Hemos de tener en cuenta que durante muchos kilómetros la ruta del Cares transcurre por barrancos y precipicios y que las medidas de seguridad están para protegernos, ya que una caída desde esa altura, sería mortal.
    La ruta se encuentra dividida en dos tramos diferenciados, que no obstante suponen una distancia suficiente como para no confiarnos demasiado creyendo que podemos realizarla entera de ida y vuelta.
    Conviene, independientemente de donde la iniciemos, tener un vehículo preparado en el punto de destino para regresar desde allí a nuestro alojamiento.
    La senda que recorre la garganta del Río Cares es la ruta de senderismo más espectacular y conocida del Principado de Asturias.
    Discurre entre las localidades de Poncebos y Caín (León), siendo tradicionalmente la única comunicación entre ambos pueblos durante los inviernos de intensas nevadas.
    La senda, se excavó artificialmente en la roca para la canalización del Cares y su aprovechamiento hidroeléctrico en la Central de Camarmeña-Poncebos (1916-1921).
    El trazado del recorrido es bastante llano, salvo unos repechos en el inicio.
    Ruta del Cares Se inicia la ruta con una corta pero empinada subida por la izquierda del Río Cares hasta Los Collaos, punto en el que se desciende hasta encontrar la senda tallada en la roca que en este punto está junto al canal.
    A partir de aquí la senda es prácticamente llana. Tras cinco kilómetros, llegamos a la majada de Culiembro, de donde parte el canal del mismo nombre que asciende hacia los puertos de Ostón.
    Seguimos caminando, apreciando que aumenta la altura respecto al río, llegando después al puente de Bolín, donde cruzamos el río a gran altura, volviendo a cruzarle poco después por el puente de Los Rebecos.
    Por último, recorremos una zona de túnel con ventanales excavado en la roca, en la zona más angosta del recorrido y llegamos a La presa de Caín, donde empieza a abrirse el valle e iremos viendo las casas de Caín.