Ruta Vega - Palmeyín - Levinco.



Observaciones:

  • Distancia: 6,7 km .
  • Duración: 2h .
  • Desnivel: 765 metros .
  • Dificultad: Media, Baja.
  • Itinerario: Boo — Bustillé — El Padrún.


  • Descripción:

     Ruta Vega - Palmeyín - Levinco La ruta discurre en torno a la sierra de Levinco, que los lugareños designan con Sierra Espinosa.
    Ocupa un espacio geográfico abierto en abanico entre el alto de la Collaona y la Collada de Pelúgano.
    Vertebra en su ladera meridional numerosos pueblos serranos, como son Vega, Escobio, Pelúgano y Levinco.
    La sierra constituye en sí una abrupta montaña de configuración caliza, articulada a lo largo de la misma por diferentes cimas, entre las que sobresale el Picón de la Mota.
    No cabe duda de que bajo sus laderas se cobijan también un largo rosario de majadas campesinas jalonadas de cabañas de arcaica arquitectura tradicional.
    El perfil cumbrero de la serranía marca la divisoria natural entre los términos de Laviana y Aller, y en ella se organizan armoniosamente en perfecta alternancia de los bosques, prados y caserías.
    Sobre este territorio se pueden llevar a una variedad de rutas senderistas. La más recomendada tiene su arranque en la localidad de Vega. Este enclave histórico se ubica al pie de la carretera AS-253.
    Posee una iglesia y un viejo tejo, así como un caserón que data de 1684; precisamente al lado del caserón de los Vega marcha la ruta que asciende a Escobio por la carretera de acceso. Tanto la ermita como el conjunto rural de Escobio se integran perfectamente en el mágico paisaje de la sierra. En nuestro avance cruzaremos el pueblo hacia el reborde superior, donde enlazamos con la pista de Palmeyín.
    Por ahí hemos de superar la peña los Collaos y la Barrera; después, la pista, ligeramente escorada hacia el valle de Cabañaquinta, llega a la bifurcación de Foyonaza, donde brota el mejor manantial de la zona.
    El desvío de la derecha marcha a Cuchachidia, mientras que el camino elegido por nosotros se dirige de frente a la sierra cruzando la brecha natural de la Boqueta la Boya.
    La ruta original supera la cuenca superior del valle, donde tienen asiento las conocidas majadas de Les Vahugues, Argumoso, Frieres, etc. A través del laberinto de pistas nos dirigimos al oeste en dirección a Frieres, desde cuya collada damos vista al valle de Laviana.
    Aquí hemos conectado con el sendero P.R. AS-55 y, revolviendo a la derecha, nos iremos por el sendero horizontal que faldea la ladera meridional de la sierra hasta llegar a una fuente, a partir de la cual enlazamos con la pista que nos conduce a Palmeyín.
    Apenas sin esfuerzo, hemos coronado la ruta en Palmeyín, majada situada en un promontorio e integrada en esta armoniosa naturaleza.
    Desde aquí iniciamos el descenso a Levinco, abordando desde la misma campera la pista de tierra que rotura el flanco occidental de la Guariza de Levinco hasta el collado de Cuchachidia.
    Aquí giramos bruscamente a la izquierda y, tras sucesivos zigzagues, confluimos en el llano de la Guariza.
    Pasamos al lado de su fuente, penetrando con el camino empedrado en una angosta foz.
    Sumergidos en la penumbra del bosque, salimos del desfiladero, y el camino tradicional labrado en la peña continúa faldeando la cabecera del valle Levinco para luego descender por Rebochá y por la pista de acceso a las antenas de telefonía móvil. Levinco será la penúltima estación antes de concluir en Vega esta ruta senderista.
    En Levinco, pueblo situado al margen de la carretera AS-253, haremos, por lo tanto, una parada para recorrer su núcleo rural y disfrutar de sus virtudes.
    Después recorreremos la distancia que nos separa de Vega a través de la carretera general, finalizando la ruta en el lugar donde la hemos iniciado.