Ruta del Coto de Llanos.



Observaciones:

  • Distancia: 9 km.
  • Duración: 3 h 15 min.
  • Desnivel: 490 m .
  • Dificultad: Media, Baja.
  • Itinerario: Collanzo, Santibáñez de la Fuente, La Fuente, collado de Vallín, Cuesta Vil — Golpeyero, collada del Hórreo, Collada Sebastián, Llanos.


  • Descripción:

    Ruta del Coto de Llanos El punto de arranque de la ruta, Collanzo, es un pueblo atravesado por la carretera comarcal AS-253 (Cabañaquinta) o indistintamente en Llanos o Collanzo.
    El inicio de esta ruta tiene lugar en Collanzo y nos dirigimos hacia Santibáñez de la Fuente por la carretera de aproximación que deja al lado su iglesia y el viejo tejo.
    Por la trama urbana de Santibáñez nos dirigimos hacia La Fuente, aldea situada en un plano superior, sobre el que se asienta este núcleo rural.
    Y sobre el amplio valle que vierte hacia las localidades de Llanos y Collanzo, tiene lugar este itinerario senderista que pone de manifiesto los altos valores naturales que están bajo el amparo de los picos Salengues y Cuchu.
    En su entorno se encuentran numerosas áreas de pastoreo comunicadas por una intrincada y amplia red de pistas ganaderas, las cuales demuestran su intensa actividad campesina de la zona.
    Si el pastizal es el elemento predominante, el entramado paisajístico tiene en este territorio un variado catálogo.
    Después nos vamos por la pista que supera los sucesivos recuestos de la ladera hasta encarar el lomo divisorio del valle de Llanos.
    Tras cruzar por un falso llano, alcanzamos la encrucijada y collado de Vallín.
    Aquí soslayamos el desvío que sube a la Roble, Cotrisqueo, Rueses y Cochá Ceos (topónimo que también distingue a la collada de Acebos), marchando por la derecha sobre un plano más suave hacia las majadas de Coto Felgueres, por Braña.
    Numerosos caminos se bifurcan desde aquí hacia los prados que configuran la cabecera del valle de Llanos.
    Uno de los senderos desciende ligeramente desde Rueses a Cardeo y al Vache de Cuesta Vil, cruzando por la fuente de Frieres, cuyas aguas originan una pequeña cascada denominada el pinganón de Caidero. Bajo Felgueres, otra pista avanza a Cuesta Vil por Pandián.
    En Cuesta Vil, entre las numerosas cabañas que integran su belleza naturaleza, sobresale una de llamativo color blanco.
    Por encima de este lugar se elevan unos peñascales que reciben el nombre de La Casa de los Moros, bajo los cuales sube otro de los caminos a Cochá Ceos.
    Hemos alcanzado Cuesta Vil, y, en la encrucijada de caminos que bajan a Llanos, optamos por tomar por el que desciende por la fuente los Duernos y Llana la Tabla hasta Golpeyero, donde arranca una pista de tierra.
    Descendemos por ella ligeramente escorados sobre el valle del Coto La Pola y soslayando algunas de las bifurcaciones que van hacia ese valle.
    La pista prolonga su descenso tras sucesivas revueltas cruzando sobre Espines para alcanzar después la Collada del Hórreo.
    A caballo del lomo del cordal divisorio de valles y obviando las numerosas encrucijadas que surgen en el camino, cruzamos más adelante por la Cochá Sebastián, hermosa majada que surge en el espolón descendiente.
    Más abajo se sitúa El Morón y, después, el brusco giro de la pista nos introduce en las inmediaciones del cauce del río Llanos.
    Sobre la nueva encrucijada entronca la pista que desde Cueva Vil baja precipitadamente por Murias y por las numerosas majadas intercaladas en el fondo del valle.
    Siguiendo el curso del mismo, la pista desciende al compás soslayando otro nuevo desvío que, cruzando el río, asciende empedrado hacia Valdemoro, Les Mueles y a los pastizales de altura.
    Jalona el camino una buena fuente, y, tras cruzarla, nos internamos en las caleyas del pueblo, alineadas entre casonas, hórreos y establos pr donde alcanzamos la carretera AS-253, punto final de este itinerario .